26 de marzo de 2019
LA MATANZA

Mataron a sangre fría a un joven que volvía de festejar Año Nuevo

La víctima estaba llevando a dos amigas a sus casas cuando lo interceptaron. Intentó defenderse con un arma.
La víctima estaba llevando a dos amigas a sus casas cuando lo interceptaron. Intentó defenderse con un arma.
Matías Villavicencio tenía 27 años y lo mataron a sangre fría. Cuatro delincuentes lo emboscaron cuando alcanzaba en su auto a dos amigas con las que había ido a bailar en la localidad bonaerense de González Catán. Se resistió al robo y lo ejecutaron.

El hecho ocurrió durante la madrugada de Año Nuevo en la esquina de Las Flores y Norquín. "Se notaba que nos querían robar. Nos miraban mucho y miraban el auto", aseguró en TN Mayra, una de las chicas que viajaba en el auto con la víctima. Pero todo pasó tan rápido que no pudieron escapar a tiempo. "Él quiso acelerar pero uno de los delincuentes se le acercó a la ventanilla", relató.

 

La víctima sacó para defenderse una pistola calibre .40, que portaba por su trabajo como custodio de una estación de servicio, pero no llegó a dispararla. "Eran ellos o Matías", afirmó la joven y remarcó: "Se quiso defender y ellos le pegaron un tiro primero".

 

Los delincuentes empezaron a disparar y al menos dos balazos alcanzaron a la víctima en el pómulo y en la espalda. Después, le robaron el arma y escaparon sin llevarse, finalmente, el Volkswagen Vento en el que circulaba Villavicencio.

 

El joven fue trasladado de urgencia al Hospital Simplemente Evita, a donde llegó muerto. "Brindé con él en el fin de año y me dio un beso, nunca pensé que llegara a ser el último", se lamentó su mamá en diálogo con Crónica.

 

La mujer también se mostró a favor de que se aplique la pena de muerte en el país. "A la gente buena, ellos -en referencia a los delincuentes- ya nos sentencian a pena de muerte", sostuvo.

Comentarios