25 de junio de 2022
FÚTBOL

En el empate con Atlético, Gallardo tuvo una reacción inesperada

La increíble reacción de Gallardo en medio del partido.
La increíble reacción de Gallardo en medio del partido.
Marcelo Gallardo mostró una cara desconocida, este domingo en medio del partido frente a Atlético Tucumán en el Estadio Monumental. Es que, el River 2022 no termina de fluir. Eso, a pesar de que antes del inicio de esta Copa de la Liga Profesional, muchos entendían que este era el mejor plantel que había tenido el Muñeco desde su llegada al club.

Si bien el Millonario marcha segundo en su zona y su clasificación a cuartos de final no parece correr peligro, el DT se mostró desbordado, una faceta que nunca se le había visto.

Recapitulemos: River había jugado un mal primer tiempo pero a los 44 minutos lo salvó su jerarquía. Y un penal. Todo arrancó cuando Julián Alvarez tomó la pelota a unos metros de la medialuna del área y filtró una bola para Suárez. El ex Belgrano ganó la posición y Capasso no tuvo otra que bajarla. Penal, que Enzo Pérez cambió por gol, a pesar de una floja ejecución.

En el segundo tiempo, cuando el equipo local empezó a dominar las acciones y estaba para ampliar, Atlético amagó con un par de contras. Pero el gol no llegó por una salida rápida: el equipo tucumano salió desde su arco, Bustos jugó para el ex River Andrada, éste para Rius que dejó a Luis Rodríguez de cara Armani, pateó cruzado y el arquero tuvo una floja respuesta: la tapada del 1 millonario cayó en la cabeza de Ciro Rius que pegó un frentazo al gol.

A partir de allí, River no estuvo cerca de ganarlo y hasta lo podría haber perdido si los delanteros tucumanos hubieran estado más finos. Pero lo más raro se vio a los 11 minutos del segundo tiempo. A esa altura, la cara de Gallardo lo decía todo. River no le encontraba la vuelta y chocaba contra los bloques defensivos de Atlético que, cuando agarraban la pelota salían disparados de contra con Lotti y Andrada. En la búsqueda por encontrar espacio, Palavecino cambió de frente para Herrera que se había proyectado por el lateral derecho. "Que no pique, que no pique", empezó a gritar el DT. Cuando el ex San Lorenzo retrocedió para buscar la pelota que picó y lo superó en altura, Gallardo le gritó sacado: “¡Te dije que no pique!”, y le pegó un cachetazo en la espalda.

La situación no fue captada ni por el árbitro ni por el VAR que decidió no llamar al árbitro o directamente no se percato. Lo cierto es que el DT podría haber sido expulsado por agredir a su jugador.

Después, en la conferencia de prensa, el Muñeco habló de la situación, aunque aceptó que ya se había anoticiado de la polémica que generó su reacción: "Después del partido me avisaron, 'andan diciendo que le diste un correctivo a Herrera. Cómo le voy a dar un correctivo. Si se lo hubiera dado, se lo daba bien. Fue una caricia en la espalda. Me la agarré con el pobre Herrera que es más bueno...", explicó el DT. Además aseguró que siempre vive los partidos con intensidad: "Veía que la pelota iba a picar y le iba a pasar por arriba", dijo Gallardo que también en la conferencia mostró una cara diferente: "Teníamos todo para pasarla bien y la pasamos como el orto", definió el DT en lo que fue una noche amarga, tanto para él como para River.

Comentarios