21 de mayo de 2022
GRIETA OFICIAL

Alberto Fernández advierte que echará a los funcionarios K que no acompañen la suba de tarifas

Desde Alemania, el Presidente defiende la decisión de Martín Guzmán y redobla la apuesta en la interna con el sector que responde a Cristina Kirchner.
Desde Alemania, el Presidente defiende la decisión de Martín Guzmán y redobla la apuesta en la interna con el sector que responde a Cristina Kirchner.
En medio de una interna que no cede, el presidente Alberto Fernández advirtió en las últimas horas que desplazará a los funcionarios kirchneristas que no acompañen la suba de tarifas que promueve el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Desde Alemania, la segunda escala de su gira europea, el mandatario aseguró que la actualización en las boletas de energía “es una decisión política” y “quien no puede tomar esa decisión no puede seguir en el Gobierno”.

“Es una decisión que ya tomamos”, sentenció Alberto Fernández, según relevaron fuentes cercanas a la Casa Rosada.

Los dardos tienen destinatarios claros: una es Soledad Manín, titular del Enre, quien ponerle la firma a los aumentos de gas y luz. Manín responde directamente al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, un dirigente camporista que Guzmán ya había intentado echar el año pasado, en medio del debate sobre el congelamiento de tarifas. También apuntaría, claro, al secretario de Energía, Darío Martínez, muy cercano a Máximo Kirchner.

La advertencia del jefe de Estado hizo ruido en las reuniones íntimas que mantuvo con los funcionarios que lo acompañan en su recorrida por el viejo continente, en una semana que viene exponiendo aún más las diferencias entre las dos facciones del Gobierno.

El lunes, en un evidente giro discursivo de la Casa Rosada, Guzmán y Kulfas, los dos ministros más apuntados por el kirchnerismo, habían salido a defenderse de los embates K.

Alberto, por su parte, anunció el martes que será candidato para la reelección en 2023 y aseguró que Cristina Kirchner, con quien no se habla hace meses, “tiene una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende que vivimos una pandemia”.

En una entrevista con El País, el Presidente advirtió que le preocupa que la fuerte interna oficialista genere la “obstrucción al Gobierno”.

“Desde 2019 decían que yo sería una títere de ella. Pero la verdad es que yo tomo las decisiones. Eso no quiere decir que no escuche a Cristina, que desprecie su opinión. Pero la decisión la tomo yo. Y llevó mucho tiempo que se den cuenta de que yo estoy gobernando”, disparó.

Y sumó, en ese sentido: “Ella representa en la historia algo significativo. En el presente es líder de un espacio importante. Pero hay cosas en las que no comparto su mirada. Además he sido públicamente crítico con su gestión de gobierno. Todo el mundo sabe que tengo una mirada diferente. Respeto lo que dice, pero pido que respeten lo que digo yo”.

Comentarios