25 de junio de 2022
INSEGURIDAD VIAL

“¡Si, estoy borracho!”: la desafiante respuesta de un comisario de la Policía Bonaerense al ser detenido por conducir ebrio

Oscar Alberto Alonso, que trabajaba como jefe de turno en la seccional 8va. de Lomas de Zamora, fue arrestado cuando circulaba a bordo de su vehículo por la localidad de Banfield.
Oscar Alberto Alonso, que trabajaba como jefe de turno en la seccional 8va. de Lomas de Zamora, fue arrestado cuando circulaba a bordo de su vehículo por la localidad de Banfield.
El lunes por la noche se efectuó la detención de un comisario de la Policía Bonaerense en la localidad de Banfield, partido de Lomas de Zamora, debido a que los agentes del retén de rutina constataron que conducía en estado de ebriedad.

Con el correr de las horas, aparecieron dos videos del momento del arresto que permiten verificar que la autoridad policial se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Fuentes policiales informaron al medio Data Conurbano que, debido al escándalo protagonizado en el cruce de las calles Larroque y San Martín de la mencionada localidad, Oscar Alberto Alonso fue desafectado de su cargo y quedó bajo investigación administrativa de la Auditoría de Asuntos Internos de la fuerza, división que podría resolver su expulsión definitiva de la Bonaerense.

“¿Capitán, qué me agarraste del auto? Tengo 11 años de subcomisario y cuatro de comisario”, se escucha decir a Alonso en uno de los videos que circulan por las redes sociales, evidenciando su complejo estado como para manejar en la vía pública. Y en tono desafiante, continuó: “¡Capitán! ¿Cómo es tu nombre capitán? Yo soy el comisario Alonso y estoy borracho. Sí, estoy borracho, mirá... y estoy desarmado”.

Durante su intento por convencer a los agentes presentes para que no reportaran su detención, Alonso, quien se desempeñaba como jefe de turno en la seccional 8va. de Lomas de Zamora -Villa Galicia-, solicitó en reiteradas oportunidades que le entregaran su teléfono celular, algo que finalmente no ocurrió. También apeló a su experiencia en la fuerza, asegurando que contaba con “11 años de subcomisario, cuatro de comisario y 28 de servicio”. No conforme con sus argumentos, el comisario alardeó con sus supuestos contactos con la cúpula de la fuerza al advertir que iba “a llamar al ‘Fino’, lo voy a llamar al jefe de policía”, en referencia al apodo con el que se conoce al comisario general Daniel García, jefe de la Policía Bonaerense, según reporta el citado medio.

“Yo nunca me puse en contra de un azul”, aseguró luego el conductor demorado, mientras era retenido por algunos colegas que, mientras tanto, debatían qué hacer con Alonso. Firme en su postura por resistirse al arresto, Alonso dijo en tono provocador: “Capitán, ¿me querés llevar preso? Poneme las esposas”.

Finalmente, Alonso fue trasladado a la comisaría de Banfield, donde, al llegar, se negó a descender del móvil y acusó signos de dolor por las esposas en sus manos, de acuerdo a las imágenes de la segunda filmación que se viralizó en las últimas horas.

A raíz de este escandaloso episodio, la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Jorge Grieco, dispuso que Alonso fuera trasladado a la comisaría de Banfield pero no en calidad de detenido. Una vez en la dependencia policial, se constató su identidad, su domicilio y su situación dentro de la fuerza, además de proceder al secuestro del arma reglamentaria que llevaba consigo.

Según el informe de Data Conurbano, se realizó la correspondiente notificación a la división Asuntos Internos de la Policía Bonaerense, donde se inició un sumario administrativo y se determinó que Alonso fuera separado de sus funciones.

La detención del comisario Alonso ocurrió una semana después de que un subcomisario de la Bonaerense fuera detenido por coimear a jóvenes que tenían marihuana.

Nazareno Damián Barragán, subcomisario, cabeza de la Comisaría 9° de La Matanza Oeste, fue arrestado por retener a dos jóvenes que habían sido arrestados por tenencia de marihuana y exigirles una coima. Primero, empezó ambicioso. Pidió 20 mil dólares. Luego, bajó las pretensiones. Se conformó con 100 mil pesos. Al final, Barragán -de 39 años, miembro de la fuerza provincial al menos desde 2012- no cobró nada porque los propios amigos de las víctimas lo delataron.

Comentarios