TELECREATIVA
4 de octubre de 2022 -
PRESUPUESTO 2023

Gobernadores se anticipan a los recortes y le demandan a Massa no ajustar la obra pública

El ministro de Economía presentará el gasto estimado del año el próximo jueves en la Cámara de Diputados.
El ministro de Economía presentará el gasto estimado del año el próximo jueves en la Cámara de Diputados.
Los gobernadores no disimulan: en menos de una semana, le enviaron dos mensajes públicos a Sergio Massa con reclamos ante un posible ajuste de obra pública en las provincias.

El ministro de Economía presentará el próximo jueves, tras su regreso de Washington, el Presupuesto 2023 en Diputados, lo que podría abrir un intenso debate no sólo con la oposición, sino también dentro del propio oficialismo.

Este lunes, quince mandatarios oficialistas que integran la llamada Liga de los Gobernadores se reunieron de forma presencial y virtual. Considerando la coyuntura, al finalizar el encuentro emitieron un comunicado con un fuerte repudio al ataque a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Pero hubo otro mensaje que no pasó desapercibido.

“En la agenda de gestión permanente consideramos necesario lograr los consensos necesarios para federalizar el Presupuesto 2023 con el objeto de garantizar la continuidad de las obras públicas en nuestras provincias”, advirtieron los mandatarios de Tucumán, Santa Cruz, Chubut, Formosa, Tierra del Fuego, La Pampa, La Rioja, Chaco, Catamarca, Santiago del Estero, buenos Aires, San Juan, Entre Ríos y Misiones.

Este jueves, tres días más tarde, los gobernadores del NOA y el NEA mantuvieron una cumbre en Chaco en la que resolvieron enviar una serie de notas a Sergio Massa, y al Jefe de Gabinete, Juan Manzur (que participó del encuentro), para incluir un artículo específico en el Presupuesto 2023 que blinde el financiamiento de obras en el norte grande.

“Facultase al Poder Ejecutivo a promover la asignación de un financiamiento garantizado con fuentes nacionales e internacionales durante el transcurso de 15 años a los efectos de corregir las asimetrías históricas en materia de infraestructura vial, energética, sanitaria, escolar, habitacional, fibra óptica, portuaria, habitacional, agua potable, cloacas, gas, entre otras. El monto anual garantizado deberá alcanzar como mínimo el 40% del presupuesto de obras de infraestructura asignadas contabilizando las fuentes nacionales e internacionales”, señala ese artículo.

En los últimos días y semanas los gobernadores mantuvieron diálogo personal con Massa, y hay contacto permanente entre los ministerios de hacienda provinciales y el ministerio nacional. Manzur, gobernador de Tucumán con pedido de licencia, también hizo de nexo entre las provincias y el ministro de Economía.

“Nosotros no esperamos recorte de obras. Si va a existir o no recorte, lo tiene que responder el Ministro de Economía. Hubo una respuesta, de palabra, de que no va a haber recorte, pero no hay garantía”, señalaban cerca de uno de los gobernadores que lideran la Liga.

“Ya venimos de un año sin Presupuesto, en el que con cada obra había que hacer toda una serie de pasos para modificar partidas, con la autorización del Gabinete nacional por decreto. Estamos en una situación económica muy compleja, y si a eso le sumas recorte de obra pública, que supone una caída de empleo para muchas provincias, es un paquete explosivo. La preocupación clara que está”, advertían en el entorno de otro mandatario peronista.

En las reuniones de gobernadores hubo un consenso: por el acuerdo con el FMI, que haya un ajuste es inevitable. El reclamo, en todo caso, es que perjudique a la provincias lo menos posible y se tengan en cuenta necesidades dispares entre distritos que necesitan de la obra pública para sostener empleo y provincias más “productivas” que requieren, por ejemplo, que no se paralice la importación de insumos para las empresas locales.

EL PRESUPUESTO 2023 LLEGA AL CONGRESO. El ministerio de Economía debería presentar el 15 de setiembre el Presupuesto 2023 en Diputados. Sergio Massa regresaría a la Argentina entre el 13 y el 14, y se preveía que fuera a defender el proyecto en la Cámara Baja la semana siguiente.

En el Ministerio estudiaban el modo de realizar un recorte adicional del 0,2% del PBI para llevar a 1,9% el déficit proyectado para el próximo año.

Pese a las advertencias, algunos mandatarios eran optimistas respecto al compromiso de no recortar obra pública: “Las provincias necesitan de Nación, pero el Gobierno nacional necesita a las provincias, e incluso hoy necesita más que nunca a los gobernadores. No creemos que se vaya a resolver de una forma conflictiva”, advertían.

Otros, en cambio, recordaban que en última instancia es el Congreso el que analiza el Presupuesto, y nunca se descartan modificaciones en el debate en el recinto.

“Siempre sucede. Si el Presupuesto no contempla obras en particular, o hay algunos olvidos, se hacen cambios. Eso no necesariamente tiene que generar ruido, para eso también se discute antes”, indicaba el vocero de un mandatario de la Liga.

Por otra parte, considerando el debate del año pasado, entre los gobernadores había también preocupación por la actitud que tomará la oposición frente al nuevo Presupuesto. Para saberlo, habrá que esperar al 15 de septiembre.

Comentarios