TELECREATIVA
28 de enero de 2023 -
ELECCIONES 2023

Máximo Kirchner y Sergio Massa se alían en Provincia para un armado electoral que deje afuera al albertismo

El massismo participó de una reunión encabezada por Axel Kicillof y el líder de La Cámpora.
El massismo participó de una reunión encabezada por Axel Kicillof y el líder de La Cámpora.
El armado político para las elecciones de 2023 ocupa la agenda tanto del oficialismo como de la oposición y a la provincia de Buenos Aires apuntan todas las estrategias.

En el kirchnerismo buscan frenar cualquier intento de avance del albertismo y, en un nuevo gesto hacia la interna del Frente de Todos, el massismo se sumó a la mesa política de Máximo Kirchner y Axel Kicillof.

Sucedió durante las reuniones que lleva adelante el kirchnerismo bonaerense por el debate del Presupuesto 2023 de la provincia. El gobernador recibió a los intendentes justicialistas del conurbano, entre ellos al jefe comunal de San Fernando, Juan Andreotti, que no se había sumado en el encuentro previo, en donde abundaron las críticas y los reclamos por el reparto de los fondos.

El Frente de Todos busca no perder terreno en el armado provincial. Además, todas las fuerzas saben que el signo político que gana la Provincia suele coincidir con el del Ejecutivo nacional, por eso se la suele llamar la madre de todas las batallas.

Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa se resisten a hablar de sus candidaturas presidenciales, pero puertas adentro el armado político no tiene pausa.

Contrario a lo que todos los pronósticos indicaban, la alianza entre Sergio Massa y Máximo Kirchner es, por el momento, lo que sostiene al Frente de Todos. La sellaron durante la campaña de 2019 y la ratificaron cuando el tigrense asumió al frente de la Cámara de Diputados y el líder de La Cámpora como titular de la bancada oficialista.

La negativa de Máximo Kirchner de avalar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y su renuncia como jefe de bancada, amenazaron con romper el acuerdo, pero logró mantenerse firme. El tigrense se mostró como mediador entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner cuando la interna recrudeció y, finalmente, saltó al Palacio de Hacienda, con acuerdo de todas las patas de la coalición gobernante.

El ministro de Economía supo, hasta ahora, sortear las críticas del kirchnerismo duro y, en los últimos días, se mostró alineado en aspectos clave, como discutir la eliminación de las PASO, el cuestionamiento a la suba de las cuotas de las prepagas y el pago de un bono para los sectores más vulnerables. Sin embargo, el manejo de la política antiinflacionaria es el punto más álgido de las negociaciones.

Con motivo de discutir el Presupuesto 2023 y, fundamentalmente, la distribución de los fondos a los municipios, Kicillof recibió a los intendentes justicialistas y a funcionarios provinciales y nacionales por segunda vez en un mes. Con la cercanía de las elecciones, se intensificarán este tipo de encuentros que permitan ir armando la estrategia para el conurbano bonaerense.

Si bien al jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde y los ministros provinciales de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque; de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, y de Infraestructura, Leonardo Nardini, se sumaron los ministros nacionales de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el hasta este martes de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, el encuentro avanzó también en definir posiciones electorales.

El Frente de Todos no quiere perder la Provincia, pero el kirchnerismo duro tampoco quiere ceder espacio al albertismo, que arremetió con la idea de reelección para Alberto Fernández. Por eso, la participación de Andreotti, del Frente Renovador, el mismo día que Massa pidió debatir las PASO, fue leído como una señal a la interna.

Todos los ojos estarán puestos ahora en el encuentro de ese sábado del Congreso del PJ bonaerense, quiénes participarán y qué temas se pondrán en agenda.

Si bien Massa se mostró alineado respecto de las PASO y de varios temas planteados sobre la política social, el tema de la inflación es un contrapunto. En el kirchnerismo cuestionan el manejo y piden más intervención en el mercado, pero el ministro de Economía ratifica su postura abierta al diálogo y a negociar acuerdos de precios.

La campaña que lanzó este martes La Cámpora en redes sociales, en boicot a las empresas que aumentan los precios por encima de la inflación, es interpretada como una forma de no perderle pisada al tema y de meter presión para que esos acuerdos de precios que propicia el tigrense se hagan realidad y lleguen efectivamente a las góndolas.

Este viernes, Cristina Kirchner reaparecerá en un acto de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y, si bien se espera que hable sobre salarios e ingresos, no se descartan nuevas críticas a la inflación y a la suba de precios “especulativas” de parte de algunas empresas. Toda la expectativa se centrará en si los dardos apuntan o no a Sergio Massa.

Comentarios