TELECREATIVA
30 de noviembre de 2022 -
TRAS VARIOS MESES SIN DIÁLOGO

Cristina Kirchner llamó a Alberto Fernández para conocer su estado luego de la gastritis erosiva

El Presidente recibió una comunicación de su Vice.
El Presidente recibió una comunicación de su Vice.
Luego de dos meses sin hablarse, Cristina Kirchner llamó al presidente Alberto Fernández para conocer su estado de salud. Este lunes el mandatario sufrió una gastritis erosiva con sangrado y debió suspender sus compromisos a causa del malestar.

Una descompensación obligó a Alberto a pasar por el hospital en Bali donde permaneció seis horas internado. Luego de realizarse los estudios médicos correspondientes, fue dado de alta y continuará con sus compromisos en Indonesia, entre ellos una reunión bilateral con Xi Jinping.

Este contexto generó que se retome la comunicación entre el presidente y su vice después de más de dos meses sin hablarse. El último diálogo que se conoció fue tras el intento de magnicidio a la exmandataria.

El 1° de septiembre hablaron por teléfono y al día siguiente Alberto visitó a Cristina en su departamento. Sin embargo, a partir de ese momento solo hubo chicanas y críticas cruzadas entre los funcionarios.

Luego del problema de salud que lo marginó del comienzo de la cumbre del G20, Alberto Fernández contó que lo que lo aquejó fue “una descompensación producto de una gastritis erosiva, que generó un sangrado y una baja de la presión importante”.

El Presidente habló en conferencia de prensa en Bali, donde participa de la 17° Cumbre de Líderes del G20, y contó que “para verificar exactamente el nivel de sangrado, nos trasladamos a un hospital de Bali al solo efecto de hacer una endoscopía”.

“Cuando terminamos eso, hicimos un ratito de tiempo para la reunión con (el presidente de la República Popular China) Xi Jinping, donde definitivamente quería estar”, señaló el mandatario.

“Les agradezco a todos por la preocupación; estoy bien, estoy trabajando bien”, dijo luego.

El Gobierno acordó este martes con China un refuerzo de US$5000 millones para las reservas del Banco Central (BCRA), que llegarán al país antes de fin de año.

Se dará mediante la ampliación del swap de monedas, vigente hace más de una década entre ambas naciones, y que en la actualidad se ubica en torno a US$20.000 millones. Esos fondos, que tienen por objetivo respaldar el intercambio comercial, tienen libre disponibilidad de uso y son contabilizados como parte de las reservas internacionales del Central, las que están bajo monitoreo permanente del FMI.

El compromiso llegó en la reunión bilateral que encabezaron en Bali el presidente Alberto Fernández y XI Jinping. En ese sentido, según dijeron fuentes oficiales, durante el encuentro, Xi le encomendó al presidente del banco central asiático ultimar los detalles con el ministro de Economía, Sergio Massa, para que los US$5000 millones lleguen a la Argentina en los próximos 30 días.

“Le planteé puntualmente la ampliación del swap, un tema que venimos trabajando hace varios meses y no teníamos respuesta. Hoy nos informó que había autorizado al gobierno chino al equivalente a 5000 millones de dólares. Me dijo que era una excepción absoluta que hace China para la Argentina”, contó el jefe de Estado argentino en rueda de prensa.

Massa sostuvo que la ampliación del intercambio de monedas permitirá “contar con 5000 millones de dólares más en las reservas a la hora de disponer la acción del Banco Central para el fortalecimiento de nuestra moneda. Esto no solamente engrosa, sino que aumenta la capacidad de acción del Banco Central en el mercado único y libre de cambios”.

Comentarios