TELECREATIVA
30 de noviembre de 2022 -
ENCUENTRO POCO FELIZ

Axel Kicillof y Máximo Kirchner convocaron a los jefes del Conurbano a apoyar a Cristina, pero los intendentes se fueron disconformes

Máximo Kirchner y el gobernador bonaerense juntos.
Máximo Kirchner y el gobernador bonaerense juntos.
El operativo para rodear la aparición de Cristina Kirchner el jueves, de cara a 2023, fue el objetivo central de la convocatoria que organizó este lunes en La Plata el gobernador Axel Kicillof.

La previa al acto del estadio Diego Maradona reunió a Máximo Kirchner y el equipo de intendentes y ministros del gabinete de Kicillof.

El hijo de la vicepresidenta acompañó al jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde; el secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque; el intendente en uso de licencia de Escobar, Ariel Sujarchuk y Almirante Brown, Mariano Cascallares; los alcaldes de Ituzaingó, Alberto Descalzo y de Pilar, Federico Achaval, más los ministros de Obras Públicas de Nación, Gabriel Katopodis y de Infraestructura y Servicios de la Provincia, Leonardo Nardini.

Faltó a la cita el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, acusado en los últimos días por una exsecretaria por abuso sexual. Espinoza está en Europa en una gira oficial en busca de inversiones por Barcelona junto a la secretaria de Producción del municipio, Débora Georgi y el exministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

El diputado nacional repasó el operativo del día de la militancia en medio de los cruces entre el presidente Alberto Fernández y Máximo Kirchner. El hijo de la vicepresidenta se mostrará junto a Cristina Fernández rodeado de unos 60 mil militantes peronistas, según estiman los organizadores. Se trata de una foto que será la respuesta para el presidente Alberto Fernández, quien le había dicho a Máximo Kirchner que “cuando un compañero critica a otro deja de ser peronista”.

Kicillof ofreció un asado a los invitados congregados en La Plata, pero lo intendentes no se fueron muy conformes y se volverán a juntar para lanzar una liga de intendentes que pretende mostrarlos como un bloque con capacidad de presionar para conseguir presupuesto, obras y cargos para el año que viene.

“Kicillof se siente con músculo fuerte – porque no tiene adversarios internos fuertes en la carrera a la reelección y por el aval de Cristina - y no tira nada de plata”, fue la queja que se escuchó entre alguno de los referentes que se volverán a ver las caras en el Gran Buenos Aires.

Allí estarán unos treinta alcaldes y referentes peronistas primera y tercera. “Es una reacción a la no respuesta de Kicillof a los planteos de más plata”, analizó otro de los alcaldes que se fue sintiendo que sólo se los convocó para organizar el acto de Cristina Kirchner pero sin llevarse nada a cambio a sus distritos.

En el operativo para llenar el estadio único de esta capital con 60 mil personas en la noche del jueves los funcionarios repasaron las obras asignadas en el presupuesto nacional con Gabriel Katopodis. El bono de fin de año para los municipios no se los dará Kicillof: se los prometió el Presidente.

El peronismo está en un proceso de demostración de fuerza: Cristina Kirchner viene a la provincia no sólo a hablar a la militancia, en su día. También a hablar a Alberto Fernández, que está en gira por Bali.

Kicillof estará a su lado confirmado como único aspirante a gobernador por el Frente de Todos. El Gobernador este lunes volvió azuzar al principal adversario de Cristina Kirchner: Mauricio Macri.

“Si Macri quiere jugar al halcón que lo haga en otro lado no en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires”, dijo esta mañana, poco antes de recibir a Máximo Kirchner. Fue en una conferencia de prensa donde se refirió a la negativa de los legisladores d Juntos a votar reformas a una ley de jubilación del Banco Provincia. Kicillof trabaja en un acercamiento político con el radicalismo. La resistencia a aprobar esta ley está centrada en la figura del PRO. “Si no están dispuestos que levanten la mano y voten en contra: hoy no tenemos ley”, se quejó Kicillof tras responsabilizar a Macri por instruir a legisladores del PRO de obstruir esa ley.

El proyecto de ley pierde estado parlamentario en febrero. Entonces se caen los dictámenes de las cuatro comisiones.

Si no hay ley, sino se aprueba la reforma, la provincia tiene que capitalizar el banco en 400 mil millones de pesos para afrontar el déficit de esa caja de jubilaciones por una reforma aprobada en el gobierno de María Eugenia Vidal, dijo el mandatario bonaerense.

Los alcaldes peronistas, presentes en la reunión de este mediodía observan con atención la pulseada que lideran los opositores para que se incluya en el presupuesto un Fondo de Infraestructura Municipal por 86 mil millones de pesos. Ese fondo tiene cada vez más valor en la negociación, dado que el oficialismo necesita los votos para evitar la sangría cada vez mayor de la caja de jubilados del Banco Provincia.

Comentarios