TELECREATIVA
30 de noviembre de 2022 -
ENSENADA

Cuatro policías se tiraron a un canal para atrapar a un hombre que acababa de agredir a su expareja

Tras ser denunciado, el atacante trató de escapar de los efectivos y se lanzó al zanjón de dos metros de profundidad.
Tras ser denunciado, el atacante trató de escapar de los efectivos y se lanzó al zanjón de dos metros de profundidad.
Agentes del Comando de Patrullas de la ciudad bonaerense de Ensanada detuvieron a un hombre que, luego de ser denunciado por agredir a su expareja, se arrojó a un canal de agua para escapar de las autoridades.

De acuerdo con el sitio 0221, la inusual persecución tuvo lugar el último fin de semana a raíz de un llamado al 911 que alertó a los efectivos sobre el ataque de un hombre de 30 años a su expareja, de 33, en una vivienda de Güemes y Remedios de Escalada. Al llegar al lugar, los policías se identificaron y buscaron entrevistarse con el sospechoso. Sin embargo, voceros de la fuerza informaron que este “se tornó hostil y comenzó a amenazarlos, abalanzándose sobre ellos”.

Ante el mencionado escenario, uno de los oficiales disparó con posta de goma al suelo para disuadir al acusado. No obstante, generó el efecto opuesto y este comenzó a escapar.

“Se arrojó a un canal de dos metros de profundidad por cinco de ancho. De ahí salió hacia una zona de viviendas en construcción y volvió a sumergirse en el zanjón, intentando huir por calle Bolivia. Pero lo visualizaron agazapado en los juncos, logrando atraparlo en Remedios de Escalada y Bolivia”, indicaron las fuentes.

Un video grabado por un testigo y publicado más tarde en la red social Tik Tok da cuenta del momento en el que al menos cuatro efectivos sacaron con gran esfuerzo al sospechoso del zanjón y lo llevaron hasta lo que parece ser una ruta aledaña. Producto del forcejeo, una de las agentes sufrió una torcedura en la mano derecha y otra un golpe en el dedo pulgar.

Una vez controlado, el hombre fue trasladado a la comisaría Primera, donde fue puesto a disposición de la Justicia por los delitos de “amenazas, resistencia a la autoridad y lesiones”. Por su parte, su expareja fue asistida por personal médico, ya que presentaba heridas visibles en el rostro.

Comentarios