TELECREATIVA
4 de febrero de 2023 -
ECONOMÍA

Los empresarios se rebelan contra el bono de fin de año y piden extender los plazos de pago

Con cartas a Sergio Massa y Kelly Olmos, cámaras empresarias de distintos sectores piden que se contemplen excepciones para casos particulares y que se prolonguen las fechas.
Con cartas a Sergio Massa y Kelly Olmos, cámaras empresarias de distintos sectores piden que se contemplen excepciones para casos particulares y que se prolonguen las fechas.
El bono de fin de año que decretó el presidente Alberto Fernández para el sector privado generó malestar en el sector empresario, especialmente entre las pymes.

Al feriado del 20 de diciembre, aguinaldo y vacaciones se sumó una erogación adicional que, consideran, “hace responsable a las empresas, que no son los culpables de la inflación y que sufren sus consecuencias, al igual que los trabajadores”.

Primero fueron quejas y luego avanzaron los reclamos concretos. La Cámara Argentina de Comercio (CAC) le envió una carta al ministro de Economía, Sergio Massa; y la Confederación de Pymes Constructoras y la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA) hicieron lo mismo, pero hacia la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos.

Algunas cámaras empresarias pidieron que se contemplen ciertas excepciones para las pymes que cerraron las paritarias en diciembre y otras que se extienda el plazo de pago. Ese último punto podría estar cubierto por una puerta que dejó abierta el decreto presidencial, que ordena el pago del bono con los salarios devengados al 31 de diciembre de 2022. Si bien el objetivo es que se salde este mes, los empresarios podrían apelar a esa cláusula para estirar una semana más el pago.

La CAC eligió al titular del Palacio de Hacienda como el destinatario de la misiva con su queja y reclamo. “Teniendo en cuenta que el decreto fue dictado el 16 de diciembre (y publicado el día siguiente en el Boletín Oficial), cuando ya la mitad del mes había transcurrido; que en diciembre las empresas deben hacer frente al pago del medio aguinaldo, lo que reduce su liquidez; y que numerosas firmas registran problemas económico-financieros, fruto de dificultades macroeconómicas de larga data; es que le solicitamos que tenga a bien arbitrar los medios a su alcance para establecer una extensión de los plazos de pago”, expresó la entidad en la carta a Massa.

En concreto, lo que solicitaron es “cuanto menos, la posibilidad de que el bono en cuestión pueda abonarse junto con el devengado del mes de diciembre de 2022, cuyo plazo de pago se extiende hasta el 5 de enero próximo”, lo que podría quedar saldado con esa puerta que dejó abierta el decreto.

Kelly Olmos también recibió reclamos

El reclamo del sector pyme gira en torno de las paritarias como el ámbito correcto para negociar las mejoras salariales y con las dificultades que genera una erogación extra en diciembre.

En el caso de la Confederación de Pymes Constructoras, se remarcó el acuerdo de un aumento salarial de 105% hasta marzo lo que implica que “el sector previó con anterioridad al dictado del DNU 841/2022 la necesidad de un ajuste salarial”.

Desde el Ministerio de Trabajo confirmaron  que el bono puede ser absorbido por asignaciones no remunerativas pactadas para diciembre, en paritarias por los gremios y los empresarios. Por ejemplo, si un sector había acordado el pago de un bono de $20.000 solo restarían $4000 para completar el total del bono.

En ese sentido, la cámara dio un paso más y consideró que “no es de aplicación para el sector que nuclean y ello por cuanto dicho importe queda absorbido por los ajustes pactados en la paritaria del mes de diciembre/2022″.

Algo similar planteó CAMIMA, aunque pidió que sea contemplado por el Gobierno. En la misiva que envió Kelly Olmos le solicitó que “se revea, en carácter de urgente, los alcances de este decreto”, a fin de contemplar casos particulares en que los empresarios pymes no pueden afrontar ese costo.

“La industria metalúrgica cuenta con convenios colectivos en plena vigencia, acuerdos que son fruto del consenso entre trabajadores y empresarios. Las negociaciones paritarias han funcionado como un mecanismo eficaz para dar respuesta al problema de la inflación. La metodología dispuesta por el Gobierno afecta esa dinámica de recomposición del poder adquisitivo de los salarios, generando distorsiones e imprevisibilidad”, planteó.

Los empresarios metalúrgicos acordaron tanto con la UOM como con ASIMRA un aumento de salarios anual del 110% para el período abril 2022 a marzo 2023. Según dijeron, esos convenios “contemplaron las proyecciones de inflación a futuro y superaron los porcentajes previstos”.

Comentarios