TELECREATIVA
4 de febrero de 2023 -
CAÑUELAS

Un joven de 18 años sufrió una feroz golpiza a la salida de un boliche

Demián Páez fue fuertemente golpeado por un grupo de 10 personas, cuando salía del boliche "Alcuba", en Cañuelas.
Demián Páez fue fuertemente golpeado por un grupo de 10 personas, cuando salía del boliche "Alcuba", en Cañuelas.
Mientras trascurre el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, un joven fue fuertemente golpeado por un grupo de 10 personas a la salida de un boliche en la localidad de Cañuelas.

"Tu amigo está muerto, ya lo matamos", gritaban los agresores, mientras el chico de 18 años se encontraba tirado en el suelo.

El terrible hecho ocurrió en la madrugada del domingo, 8 de enero, mientras la víctima Demián Páez aguardaba un remise junto a sus amigos, Lucía y Brad. Los jóvenes esperaban regresar a su casa en la localidad de Virrey del Pino, La Matanza, luego de haber asistido al boliche "Alcuba".

Además de perder dos dientes, Páez presentó "visibles heridas en la cara, el codo, la rodilla, dolor de espalda y cuellos", especificaron desde el Hospital Balestrini.

Mientras Demián esperaba un auto para regresar a su hogar, lo interceptó un grupo de alrededor de 10 personas. "Nos empiezan a gritar cosas y, nosotros, para no meternos en ningún quilombo, nos fuimos alejando de ellos, pero nos empezaron a tirar piedras y botellazos", contó el chico de La Matanza, en diálogo con A24.

En este sentido, explicó que comenzaron a ir "un toque más rápido", pero que igual fueron alcanzados: "Nos empezaron a pegar. Me sacaron un par de dientes. En el video se ve que en una me empujan y me dan una patada en la cara que me deja tirado en el piso", describió, conmocionado por lo sucedido.

Fue en el momento que cae al piso, cuando su amiga Lucía decide tirarse encima de él para "cubrir su cabeza". "Ellos me insultaban y me decían, ya está muerto y se reían todo el tiempo", contó Páez, durante una entrevista con TN.

Además, los agresores continuaron golpeando a su amigo, que se encontraba a pocos metros del hecho. Según su testimonio, cuando despertó, le estaban gritando a Demián que "era un violador, para que la gente no se metiera".

"Se me vino la imagen de Fernando (Báez Sosa), con todo lo que está pasando. No pude quedarme tranquila hasta ver que, dentro de todo, estaba bien", lamentó la madre de Demián, durante la misma entrevista con A24.

En esta línea, sostuvo que "si no fuese por la amiga que le cubre la cabeza, le iban a seguir pateando". Por lo pronto, Cintia afirmó que realizaron la denuncia pertinente en la Comisaría 1.ª de Cañuelas, aunque todavía no lograron identificar a los responsables de la feroz agresión.

Además, recordó angustiada la frase "tu amigo está muerto, ya lo matamos", que le repetían a Lucía y aseguró que su hijo "tuvo suerte" de seguir con vida.

Vale destacar que, en primera instancia, Demián fue llevado al Hospital Marzetti de Cañuelas, donde apenas retomó la conciencia, le dijeron que se vaya "porque estaban cansados de atender a pibes borrachos que se pelean". Recién pudo realizarse los estudios correspondientes al día siguiente, cuando fue trasladado al Hospital Balestrini de La Matanza.

Comentarios