TELECREATIVA
16 de junio de 2024 -
PROTESTA

Piqueteros oficialistas y opositores sellaron la unidad y lanzaron una marcha contra el Gobierno

La UTEP de Grabois y la Unidad Piquetera marcharán el próximo jueves a las 18 a Desarrollo Social.
La UTEP de Grabois y la Unidad Piquetera marcharán el próximo jueves a las 18 a Desarrollo Social.
Unidad Piquetera y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) anunciaron la incorporación del espacio de Juan Grabois a un frente de lucha conjunta, con eje principal en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la emergencia alimentaria.

Además, convocaron a una movilización contra del “ajuste” y el “hambre” el próximo 18 de mayo.

La decisión provocó el alejamiento de Libres del Sur del frente de lucha piquetero. “La UTEP se sentó con Sergio Massa hace pocos días para plantearle que apoyaban su gestión. ¡Su gestión económica! La misma gestión que nos doblega con el ajuste y nos tiene sumergidos en la incertidumbre y en la dificultad de garantizar el acceso a los alimentos de la canasta básica. No vamos a lavarles la cara ni a bancarles el doble discurso”, dijo Silvia Saravia, referente nacional del espacio.

Desde hace meses que la UTEP negociaba con Unidad Piquetera para sumarse a la lucha en las calles, pero las definiciones venían complicándose, por un lado, por el respaldo público de la organización oficialista a Axel Kicillof y, por otro, porque dentro del Frente de Todos presionaban para evitar que la grieta interna siga agrandándose.

En varias oportunidades cancelaron reuniones que tenían previstas con las organizaciones piqueteras no oficialistas y, finalmente, la semana pasada lograron avanzar en el acuerdo.

Este jueves, a las 11:00, realizaron una conferencia de prensa en el Obelisco la UTEP junto a Unidad Piquetera, la CTA Autónoma, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y otras organizaciones sociales, políticas y sindicales para anunciar un plan de lucha en conjunto.

“Nos parece una falta de respeto que no estemos pudiendo resolver el problema alimentario en nuestros barrios”, expresó el líder de la UTEP, Esteban “Gringo” Castro, al mismo tiempo que apuntó a la ministra Victoria Tolosa Paz: “Hay una decisión política de que eso no se resuelva y nos obliga a garantizar una movilización al ministerio de Desarrollo Social para empezar un plan de lucha”.

“El salario social complementario que cobramos no alcanza, tampoco el salario de los trabajadores que están en el marco de la formalidad”, agregó en una crítica a la gestión económica del Gobierno.

“Está claro que lo que se viene es seguir ajustando sobre la base de un 40% de pobreza en la Argentina. Eso es intolerable para cualquier militante popular de nuestro país”, concluyó Castro.

Por su parte, el líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, celebró la unidad de las organizaciones sociales y se diferenció de la CGT: “Es muy grave que los representante sindicales de este país aprueben salarios de hambre para los trabajadores, que son los mismos que después recibimos en los comedores populares”.

“Esperemos que este sea el primer paso de un plan de lucha por nuestras reivindicaciones, que hay que ponerlas por delante de todas las diferencias que podamos tener. Necesitamos una acción de la clase obrera ocupada y desocupada, que si no sale por arriba va a tener que salir por abajo, para lograr un paro nacional”, añadió.

Mientras la campaña empieza a marcar el pulso, una de las iniciativas en torno del nuevo acercamiento entre la organización que conduce Juan Grabois y los piqueteros de izquierda reside en sumar a agrupaciones oficialistas para confluir en un gran reclamo y configurar un nuevo escenario en la calle.

Unidad Piquetera venía reclamando a las organizaciones oficialistas que se sumen al espacio de lucha, y a la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) a que convoque a un paro general.

El objetivo es que trabajadores, desocupados y beneficiarios de planes sociales confluyan en un reclamo común contra el hambre, el acuerdo con el FMI y la pérdida de ingresos ante la incesante inflación. En ese contexto, el ministro de Economía, Sergio Massa, es uno de los principales funcionarios sobre los que llueven las críticas, a excepción de la CGT, que pide por su candidatura presidencial.

Grabois y los líderes de Unidad Piquetera habían coincidido durante la movilización de diciembre, cuando Desarrollo Social oficializó la baja de más de 20.000 inscriptos al programa Potenciar Trabajo por irregularidades, y anunció un bono de fin de año de $13.000 en dos cuotas para los beneficiarios de ese plan social.

El 1° de mayo, por el Día Internacional del Trabajo, movimientos sociales hasta ahora afines al Gobierno organizaron un acto que incluyó críticas y fuertes reclamos por la suba de la inflación, la baja de planes, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la crisis económica.

La convocatoria surgió de una organización conjunta entre la UTEP; el Movimiento Evita; Somos Barrios de Pie; Corriente Clasista y Combativa (CCC); el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que lidera Grabois, y el Frente Popular Darío Santillán.

Comentarios