TELECREATIVA
29 de septiembre de 2023 -
RUMBO A OCTUBRE

Los cambios en Ganancias impactarán sobre la recaudación y beneficiarán a los trabajadores de mayores ingresos

Sergio Massa anunció cambios sobre Ganancias.
Sergio Massa anunció cambios sobre Ganancias.
A solo seis semanas de que se realicen las elecciones, Sergio Massa retomó uno de sus proyectos emblema: habilitar modificaciones para que menos trabajadores dejen de pagar el impuesto a las Ganancias.

La iniciativa se presentó en Plaza de Mayo y contó con el respaldo de sindicalistas y referentes kirchneristas. Sin embargo, la medida generó algunas inquietudes por su efecto en la economía y especialmente porque beneficia a los trabajadores de mayores ingresos.

El anuncio de Massa sobre Ganancias, en realidad, se divide en dos partes: por un lado, se publicará un decreto para que a partir de octubre el piso pase de los $700.875 mensuales brutos actuales a $1.770.000, equivalentes a 15 salarios mínimos, vitales y móviles.

Por otra parte, se enviará a Diputados un proyecto de ley que prevé eliminar la cuarta categoría del impuesto, es decir, la que grava a los trabajadores en relación de dependencia y jubilados.

Para graficar la situación, de acuerdo a los últimos datos de la AFIP sobre las retenciones del impuesto a las Ganancias, en julio de este año había 1.100.634 personas que estaban alcanzadas, de las cuales 1.001.464 son trabajadores en relación de dependencia y 99.170 jubilados y pensionados.

Con las modificaciones anunciadas este lunes, siempre según las estimaciones de Economía, a diciembre de 2023 la cantidad de retenidos por el impuesto será de 890.000 personas, teniendo en cuenta los incrementos salariales previstos para lo que resta del año.

Pero estos cambios traerán aparejadas, a priori, dos cuestiones principales: si bien producto de la inflación, el esquema de Ganancias quedó desfasado y generó que más trabajadores comiencen a pagar el impuesto, los últimos cambios solo mejorarán los ingresos de un grupo de personas, que son las que cuentan con mayores ingresos en el país.

“El tema es profundo, pero hoy en día le estás dando un beneficio a alguien que está en las mejores condiciones socioeconómicas de la Argentina en relación con el resto, cuando tenemos 40% de pobreza y el ingreso medio per cápita por hogar apenas alcanza para comprar una canasta básica y media”, resumió el economista de Eco Go, Matías de Luca.

Según sus cálculos en base a datos del Ministerio de Trabajo, actualmente hay unas 900.000 personas que perciben ingresos por encima de $700.000 y son unos 185.000 trabajadores los que ganan más de $1.300.000.

En tanto, De Luca sumó que esta estructura que plantea el Gobierno va a contramano de las normativas a nivel mundial. “En el resto del mundo se bajaron las alícuotas de ganancias de empresas (para que no se traslade tanto al precio final, entre otras cosas) y donde sí se grava fuerte es en las ganancias personales. Este mecanismo apela a tener un mejor targeting de los sujetos pasibles de tributo. En cambio, en la Argentina subimos alícuotas a las ganancias de empresas y bajamos impuestos a las personas, especialmente las que más ganan”, indicó.

Pero además de esto, los cambios en Ganancias también provocarán un impacto sobre la recaudación, que tensionará aún más el frente fiscal por el lado de los ingresos. Por eso, el Gobierno explicó que la medida será financiada a través del impuesto PAIS a las importaciones y espera que el costo se compense luego gracias a una mejora en el consumo.

“Es una medida claramente electoralista. Genera más déficit fiscal. La recaudación va a ser reemplazada con el impuesto PAÏS, que ya se recaudó el mes pasado y hubo déficit. No es razonable porque si se pretende reemplazar con el impuesto PAÍS se pasa a de un impuesto progresivo a uno regresivo”, cuestionó el asesor tributario Sebastián Domínguez. Además, añadió que los anuncios de Massa no incluyeron -al menos hasta ahora- a los trabajadores autónomos. “Genera más asimetría con los autónomos, para los que no hay medida ni proyecto para modificar su situación. Es un trabajo en otra estructura, pero igual de personal”, cuestionó.

“El impuesto PAÍS encarece las importaciones de bienes y servicios, con lo cual toda la población, más las personas de menos recursos, van a estar asumiendo el costo en los precios que están pagando. Se pasa de un impuesto que pagan los que más tienen a otro que pagan todos y no los pueden ver”, graficó.

Sumado a esto, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, puso otra cuestión sobre la mesa: el impacto que generará sobre las cuentas provinciales. En un mensaje que publicó en sus redes sociales, advirtió que más de la mitad de la recaudación de Ganancias se destina a las provincias.

“Massa se hace el Papá Noel con plata que no es del Estado nacional, sino de todas las provincias. Nosotros estamos de acuerdo con bajar la carga impositiva a trabajadores y al sector productivo. Es poco serio e irresponsable hacer anuncios electoralistas con la plata ajena: el 61% de lo recaudado del Impuesto a las Ganancias es de las provincias”, se quejó Schiarretti.

Además, el próximo paso sobre la discusión de Ganancias, luego de establecer un nuevo piso, se trasladará al Congreso. El equipo económico prevé presentar un proyecto de ley para que dejen de pagar todos los contribuyentes de la cuarta categoría y solo estén alcanzados los que perciban ingresos superiores a 15 salarios mínimos.

La iniciativa tiene por objetivo establecer u nuevo mínimo no imponible que se ajuste en enero y julio de cada año, eliminar deducciones personales y generales, y crear un régimen simplificado denominado “mayores ingresos”. Serían unas 90.000 personas las que lo paguen, entre las que estarían CEO’s, gerentes, directores y jubilados y pensionados de privilegio.

El proyecto estipula que el Estado dejará de recaudar cerca de $1 billón al año si es que entra en vigencia desde enero de 2024. Pero para que eso suceda, el oficialismo debe negociar el apoyo legislativo, algo que aún no está asegurado, y los tiempos para el tratamiento de esta iniciativa lucen, al menos, ajustados.

Comentarios