TELECREATIVA
16 de abril de 2024 -
EDUCACIÓN

El Gobierno analiza declarar a la educación servicio esencial para evitar los paros de docentes

La medida está incluida en la reforma laboral del DNU, el capítulo que está suspendido por la Justicia.
La medida está incluida en la reforma laboral del DNU, el capítulo que está suspendido por la Justicia.
En plena escalada de tensión con los gremios docentes por la falta de llamado a paritaria nacional y el fin del fondo de incentivo, el Gobierno vuelve a la carga para tratar de impedir los paros en el sector educativo.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, anunció que analizan declarar a la educación como “servicio esencial” a pocos días del comienzo de clases, que peligran según alertaron los sindicatos docentes.

El anuncio fue en medio de las demoras de la Secretaría de Educación para convocar a la paritaria nacional del sector, que se fijaría para esta semana, y de la decisión del Ejecutivo de no enviarles a las provincias el Fondo Compensador de Desigualdades Salariales y los comedores escolares (FONID). La CTERA, el sindicato de maestros a nivel nacional, realizará este jueves un encuentro de delegados de todo el país que puede derivar en que no comiencen las clases 2024.

La declaración de la educación como servicio esencial está incluida en el capítulo de la reforma laboral de Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023, que está suspendido por la Justicia y que determina que “en ningún caso podrá negociar o imponer a las partes una cobertura menor al setenta y cinco por ciento (75%) de la prestación normal del servicio de que se tratare”.

Adorni anunció en conferencia de prensa en Casa Rosada: “Se ha tomado la decisión de comenzar con la evaluación para declarar a la educación como servicio esencial, los iremos manteniendo al tanto con respecto a este tema”, sin dar mayores detalles.

El objetivo del Gobierno es declarar a la educación como servicio esencial “cuanto antes”, vía decreto o a través de un proyecto a enviarse al Congreso en el primer tramo de las sesiones ordinarias que el presidente Javier Milei inaugurará el próximo 1° de marzo.

Las secretarías de Educación y Transporte intentaron que estas actividades fueran declaradas esenciales vía DNU, pero estas medidas están frenadas por la Justicia, a partir de una presentación que hizo la CGT. En los últimos días la Procuración General del Tesoro, liderada por Rodolfo Barra, hizo una presentación ante la Corte Suprema para intentar que el máximo tribunal valide la reforma laboral.

En medio del clima caliente entre el Gobierno y los sindicatos docentes la secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), Sonia Alesso, anticipó que “antes del jueves” habrá definiciones sobre el inicio de las clases, en el día en que habrá un consejo extraordinario de la organización, y advirtió que la situación es “compleja”.

Alesso adelantó: “Veo complejo el inicio de clases porque las provincias dijeron que no pagarán el FONID. Lo han hecho este mes, pero desde el próximo ya no. Nosotros reclamamos que se envíen esos fondos porque están planteados por ley”, en declaraciones a Radio 10.

Comentarios