30 de noviembre de 2022
TENSIÓN

La UCR cuestionó las críticas de Facundo Manes contra Macri

El neurocientífico busca revitalizar a la UCR y quiere armar una precandidatura sin ningún acompañante del Pro.
El neurocientífico busca revitalizar a la UCR y quiere armar una precandidatura sin ningún acompañante del Pro.
El Comité Nacional de la UCR acaba de marcarle la cancha a Facundo Manes.

En un comunicado inspirado por su presidente, Gerardo Morales, la UCR dice que “trabaja cotidianamente para fortalecer Juntos por el Cambio, que es la única herramienta para terminar con este ciclo de kirchnerismo que llevó a más inflación, más pobreza y más”. Y agrega: “Cualquier manifestación que se aparte de ese rumbo, no importa de dónde provenga, lesiona la esperanza que venimos construyendo desde JxC”.

En los últimos días, Manes volvió a atacar a Mauricio Macri una y otra vez, y generó una previsible reacción del Pro. Nada que no haga cualquier político con sus competidores. El Gobierno, mientras tanto, festeja.

Quién gana, quién pierde con la jugada de Facundo Manes

¿Pero es solo eso lo que anima a Manes? Él mismo da pistas sobre sus motivaciones.

En primer lugar, Manes piensa armar una precandidatura sin ningún acompañante del Pro. Él cree que dentro de JxC, deben enfrentarse dos listas puras, dos modelos: una fórmula pura del Pro y otra de la UCR. Desde su punto de vista, no debería haber fórmulas conjuntas de UCR y PRO. ¿Puede una misma alianza contener dos modelos tan distintos?

Esa visión puede ser muy útil a la hora de la interna. Pero le restaría competitividad a esa fórmula a la hora de enfrentar al Frente de Todos. ¿Por qué el vencido en la interna va a apoyar al vencedor a la hora de enfrentar al Gobierno en las elecciones generales?

Manes se propone, con toda legitimidad, revitalizar a la UCR y para ello ataca a Macri y el gobierno que presidió. Y hace hincapié en que durante la gestión macrista hubo operadores judiciales, aunque nunca hubo tanta manipulación de la Justicia como durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

El neurocientífico debería revisar la historia de su propio partido. Llama la atención que haya olvidado que Raúl Alfonsín y Carlos Menem, cuando celebraron el Pacto de Olivos, incluyeron una cláusula secreta que no estuvo explicitada en la reforma constitucional de 1994 hasta último momento: acordaron que varios ministros de la Corte renunciarían para hacer nuevos nombramientos entre ambos partidos.

Lo que está buscando Manes es mostrarse, dentro de JxC, como una opción de lo nuevo contra la vieja política que, en su mirada, encarnan Macri y Cristina Kirchner. Manes vendría ser un outsider, como Javier Milei, pero que es parte de una alianza. Cierto que Donald Trump logró capturar para sí al Partido Conservador, pero lo hizo navegando una ola antipolítica que le permitió atrasarlo. Y las consecuencias, que están a la vista, no fueron buenas.

Entre Trump y Manes hay, por fuera de la ideología, una diferencia fundamental. Mientras el partido republicano necesitaba a Trump, que encarnaba una ola imparable, es Manes quien necesita la estructura de la UCR.

Cristina Kirchner y Macri, según Manes, son dos populistas. ¿Son realmente comparables? Pero, más allá de lo que cada uno quiera responder, habría que prestarle atención a las elecciones de Brasil: Lula y Bolsonaro sumaron más del 91 por ciento de los votos. No hay mucho espacio para terceros. En la Argentina, donde se presentan alianzas, la implosión de Juntos por el Cambio solo beneficiaría al Frente de Todos.

Manes habla, pero el que dirige la convención es su hermano Gastón. Cuando lo eligieron, Gastón Manes reivindicó la pertenencia de su espacio con Juntos por el Cambio, aunque su hermano esté haciendo todo lo posible para romper.

Ahora la UCR viene a decir que las opiniones de Manes fueron hechas a título personal e incluso Morales, un crítico de Macri, reivindica la unidad de JxC.

Comentarios