28 de enero de 2023
REVÉS JUDICIAL

La jueza Capuchetti seguirá al frente de la investigación por el atentado a Cristina Kirchner

La Cámara Federal rechazó la recusación de la Vicepresidenta contra la jueza. Sigue al frente del expediente, aunque la magistrada había delegado el caso al fiscal Rívolo.
La Cámara Federal rechazó la recusación de la Vicepresidenta contra la jueza. Sigue al frente del expediente, aunque la magistrada había delegado el caso al fiscal Rívolo.
La jueza federal María Eugenia Capuchetti quedará al frente de la investigación por el atentado contra Cristina Kirchner. La Cámara Federal rechazó la recusación de la Vicepresidenta contra la magistrada. Sin embargo, la investigación sigue delegada en el fiscal Carlos Rívolo.

“Por el momento no se desprende en el marco de estas actuaciones, acto alguno por parte de la magistrada interviniente que pueda inferir un objetivo y concreto dato de parcialidad”, concluyó el camarista Leopoldo Bruglia al rechazar el planteo.

Los abogados de Cristina Kirchner, José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal, habían presentado sus fundamentos para apartar a la jueza en una audiencia frente a Bruglia el miércoles pasado. La propia Vicepresidenta afirmó que la magistrada cometió “graves irregularidades” y publicó un video en su cuenta de Twitter en el que la acusó de no investigar a los supuestos autores intelectuales del ataque: “Es insostenible su continuidad al frente de la investigación”.

En ese entonces, Cristina Kirchner volvió a apuntar contra Gerardo Milman, diputado nacional del PRO y mano derecha de la presidenta del partido, Patricia Bullrich. La Vicepresidenta también acusó a la jueza Capuchetti de ser, durante el Gobierno de Mauricio Macri “una asidua visitante de la Agencia Federal de Inteligencia.

Para el juez Bruglia, los abogados de Cristina no lograron evidenciar la ausencia de imparcialidad que denunciaron en el planteo. “Se dirigen a manifestar su disconformidad –pueda ser acertada o no- con ciertas aristas relacionadas con el modo de llevar adelante la presente investigación, pero de ningún modo concreta una evidencia que demuestre la ausencia de imparcialidad invocada”, afirmó.

“Por el momento no se desprende en el marco de estas actuaciones, acto alguno por parte de la magistrada interviniente que pueda inferir un objetivo y concreto dato de parcialidad”, agregó Bruglia.

En el fallo, el camarista llamó sin embargo a la jueza a emprender “una investigación profusa y sin demoras, en la que se considere y se agote toda línea de investigación que pueda tener algún impacto en la hipótesis delictiva. Para ello, se debe priorizar la realización del universo de medidas probatorias que resulte indispensable para determinar o descartar cualquier otra participación en el hecho, más allá de la reprochada a los sujetos que ya fueran identificados y procesados”.

En otro fallo, que lleva las firmas de Bruglia, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, fue concedida la apelación de los abogados de Cristina Kirchner contra una decisión de Capuchetti: el rechazo de las medidas de prueba sugeridas para investigar los teléfonos de Jorge Abello, el asesor parlamentario que declaró haber oído una conversación entre el diputado Gerardo Millman y dos colaboradoras suyas dos días antes del atentado en la que el político habría dicho “cuando la maten voy a estar en viaje a la costa”.

“Dada la gravedad institucional del hecho aquí investigado -el intento de dar muerte a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Elisabeth Fernández- tornan imperiosa la producción de todas aquellas diligencias probatorias que puedan resultar pertinentes y útiles para el descubrimiento de la verdad, sin escatimar esfuerzos y premura, aunque optando siempre por la alternativa que resulte menos lesiva para las garantías constitucionales en juego”, consideraron los jueces.

Asimismo, Bruglia aprovechó el fallo para dejar un llamado de atención al abogado José Manuel Ubeira, que en la audiencia ocurrida el miércoles pasado dijo que si algo le ocurriera a Cristina Kirchner o a sus hijos en el futuro sería responsabilidad de Capuchetti. Estas declaraciones fueron calificadas como “impropias” e “improcedentes” por Bruglia.

Comentarios