TELECREATIVA
16 de junio de 2024 -
¿LA FOTO DE LA UNIDAD?

Kicillof compartió acto con Máximo Kirchner y alejó fantasmas de interna

El gobernador Axel Kicillof junto a Máximo Kirchner.
El gobernador Axel Kicillof junto a Máximo Kirchner.
El Gobierno sabe que tiene un panorama complejo en las elecciones presidenciales de este año. Con la inflación como talón de Aquiles y una interna efervescente en el seno de la fórmula presidencial, llega de punto a los comicios. Pero no por eso van a entregarse. Al contrario, hay una jugada que hoy, a falta de candidatos a Presidente, asoma como la principal estrategia del oficialismo.

El actor apuntado es el gobernador Axel Kicillof, a quien no pocos dirigentes del kirchnerismo lo quieren más temprano que tarde como aspirante al sillón de Rivadavia. Pero por ahora, el mandatario está enfocado en ir por la reelección. Es uno de los preferidos de la vice Cristina Fernández de Kirchner, pero no goza del favoritismo de su hijo Máximo, quien es además líder de La Cámpora.

En efecto, días atrás compartieron un plenario en Avellaneda y el diputado nacional aprovechó la ocasión para hacer un pase de facturas. ”No hay que bajar al territorio, compañero gobernador. Hay que subir a la militancia a los lugares de decisión de una buena vez por todas y ahí vamos a ver cómo se negocia”, espetó Máximo y causó un revuelo inesperado puertas adentro.

No obstante, Kicillof eligió no responder al ataque. Y es que La Cámpora es parte del gobierno del bonaerense, con Andrés ‘Cuervo’ Larroque al frente del ministerio de Desarrollo de las Comunidades. Pero al margen de este detalle, el mandatario recogió el guante. Consciente de que el adversario está afuera, minimizó el encontronazo. Y este lunes, puso la otra mejilla.

Sucede que el gobernador de PBA compartió un acto con el líder de la agrupación K y otros referentes importantes, como el jefe de gabinete y exintendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que hizo las veces de anfitrión. El otrora jefe comunal también tenía -y tiene- aspiraciones provinciales, por lo que su presencia en la foto es importante. Y hasta hubo lugar para otro dirigente que estuvo en el ojo de la tormenta en los últimos días: el ministro del Interior Eduardo ‘Wado’ de Pedro, al que señalaron por su participación en la Expo Agro.

El mensaje de Kicillof es claro: unidad por sobre todas las diferencias. Esto explica también la permanencia en el gabinete del ministro de Seguridad, Sergio Berni, que abiertamente se manifestó fuera del kirchnerismo y fue muy crítico también de la gestión del Presidente Alberto Fernández. Pero para un peronista no hay nada mejor que otro peronista, por lo que es mejor mantener a todos con los pies dentro del plato.

Ante este panorama, los popes del peronismo bonaerense con llegada a Nación se mostraron juntos durante la inauguración del Hospital de Diagnóstico Inmediato en Lomas de Zamora. “Maxi, lo que vos hiciste en la Cámara de Diputados fue tomar decisiones, impulsar medidas a veces en soledad, aguantar los trapos, y todo lo que hiciste favoreció a la provincia de Buenos Aires. Muchas de las cosas que vimos hoy, que le van a cambiar el futuro a la provincia, tiene que ver con decisiones que se tomaron en el Congreso de la Nación”, expresó un conciliador Kicillof hacia Máximo Kirchner.

También hubo elogios para Wado: “Ese trabajo que hiciste no se había hecho nunca, hay que remontarse a la época de Perón para tener un plan de transformación de infraestructura. Hiciste algo que va a contribuir a los próximos 20 años de la Argentina. Nos da la tranquilidad que alguien piensa a largo plazo”, subrayó el Gobernador.

La premisa es clara: si hay interna que no se note. Al menos no hasta pasar las PASO y las generales. Las diferencias existen y no se irán, pero sin unidad no hay 2023.

Comentarios