TELECREATIVA
16 de junio de 2024 -
PEDIDO DESESPERADO

La hermana de Lucas Escalante: “Queremos urgente una reunión con Berni y Kicillof”

La familia ofrece una recompensa de $5 millones para quien aporte datos sobre el paradero del joven de 26 años.
La familia ofrece una recompensa de $5 millones para quien aporte datos sobre el paradero del joven de 26 años.
Ya pasaron tres meses del crimen de Lautaro Morello y la desaparición de su amigo Lucas Escalante en Florencio Varela. De este último nunca más se supo nada y su familia exige de manera desesperada una reunión con Sergio Berni y Axel Kicillof.

El pedido de la reunión con el ministro de Seguridad y el gobernador bonaerense es para que cambien de cárcel a los dos principales acusados. “Tienen peligro de fuga y están súper protegidos. Uno de ellos pidió una pintura para pintar el pabellón. Queremos que se cambien de penal”, sostuvo Romina, la hermana de Lucas, en diálogo con TN.

La joven también aseguró que la cárcel donde se encuentran detenidos Cristian (hijo de un importante comisario de la Policía Bonaerense) y Maximiliano Centurión -su primo- está a sólo unas cuadras de sus casas. En este sentido, remarcó que la familia Escalante tuvo una reunión con Aníbal Fernández la semana pasada.

“Nos prometió algo que todavía no cumplió”, remarcó, en referencia a que el ministro de Seguridad de Nación les dijo que iba a hacer posible una reunión con Berni y Kicillof, algo que hasta el momento no ocurrió.

En esta misma línea, pidió: “Queremos que Kicillof nos atienda; Berni todavía no dio la cara. Nadie nos da bola. Ya tuvimos paciencia, no podemos seguir esperando. Encima tener que soportar que los presos están como en un hotel. Todos los que están en ese penal son amigos del comisario Centurión”.

“Cristian pidió que lo cambien de pabellón porque dice que no se quiere ver con los otros presos para no empaparse de ellos. No está preocupado por su situación procesal. Se pidió libros porque sabe que en algún momento va a salir. Está muy protegido por el padre”, enfatizó.

Romina explicó que hasta el momento no hubo muchos avances en la causa, pero sí se realizaron rastrillajes y hasta algunos allanamientos. “La investigación está avanzando”, señaló.

Por su parte, remarcó que siguen en contacto frecuente con la familia de Lautaro Morello, quien fue encontrado semicalcinado una semana después de la desaparición.

“Con la familia de Lautaro hablamos y vamos a hacer una movilización juntos. Ahora pasado el tiempo tenemos más contacto, aunque ellos ya tienen otro final. El dolor inmenso es igual para ambas familias”, afirmó.

Este viernes tanto los Morello como los Escalante realizarán una marcha en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. “No vamos a dejar que quede impune, no vamos a permitir que nos digan que no aparece. La vida se nos paró el 9 de diciembre de 2022. Para nosotros que no tenemos a Lucas no hay alivio, no hay consuelo”, cerró.

Lucas Escalante fue visto por última vez el viernes 9 de diciembre del año pasado en la ciudad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando pasó a buscar a su amigo Lautaro Morello. Ambos salieron en un BMW a festejar el triunfo de la Selección argentina ante Países Bajos por la semifinal del Mundial de Qatar 2022. Ese auto al día siguiente apareció incendiado por completo.

El cuerpo semicalcinado de Morello fue encontrado cerca de las 21:30 del 15 de diciembre, a la vera de la autopista en construcción del Buen Ayre, en Guernica, partido de Presidente Perón. Mientras que de Escalante todavía no se sabe nada y su paradero es un gran misterio.

Algunos días después, Cristian Centurión, hijo de un comisario mayor de la Policía Bonaerense, y su primo Maximiliano, fueron detenidos como sospechosos en el hecho. Ambos quedaron vinculados al caso tras el análisis de cámaras de seguridad y gracias a la antena del celular que los ubicó en la zona donde fue encontrado Lautaro.

En la grabación de una cámara de una estación de servicio de Florencio Varela se observa a Cristian cerca de las 00:30 del 10 de diciembre cargando nafta en un bidón blanco que se sospecha pudo haber sido utilizado para incinerar el auto de Lucas y el cadáver de Lautaro.

Además, se estableció que el BMW estuvo estacionado en la puerta de la casa la noche que Lucas y Lautaro desaparecieron. Incluso, el análisis médico realizado a Maximiliano, acusado de “homicidio calificado por ensañamiento y alevosía”, arrojó que tenía las pestañas quemadas, por lo que indicaría que habría estado en contacto directo con fuego.

De acuerdo a los investigadores, los dos imputados detenidos por el caso ofrecieron vales de nafta gratuitos como método para atraer a las víctimas. Esto quedó evidenciado en un audio de Whatsapp que le envió Lucas a uno de sus amigos.

“Me estoy yendo para Varela. Hace un rato llegué a casa. Me iba a quedar en casa, pero hay un chabón que me da nafta, pero la tengo que ir a buscar hasta Los Pinos, un poquito más lejos. Pero bueno, la nafta gratis sirve y bueno, estoy yendo”, expresó en el mensaje que mandó minutos antes de ir a lo de Centurión.

Comentarios