TELECREATIVA
29 de mayo de 2024 -
LANÚS

Trabajo esclavo: detuvieron a un empresario chino y encontraron empleados encerrados en una jaula

Haili Zhuang y su pareja fueron acusados de reducir a la servidumbre a los trabajadores de una recicladora de plástico.
Haili Zhuang y su pareja fueron acusados de reducir a la servidumbre a los trabajadores de una recicladora de plástico.
Un empresario chino y su pareja fueron detenidos durante un operativo en conjunto entre la Policía Ecológica y las direcciones de Control Comunal, Ambiental, Asistencia Crítica y Atención a la Victima del Municipio de Lanús por reducción a la servidumbre de sus empleados en su empresa, una recicladora de plástico.

Durante la requisa, los inspectores descubrieron una escalera hacia un piso inferior y al bajar se encontraron con cuatro personas más en un espacio cerrado con rejas. Pese a que aseguraron haber sido ellos mismos los que decidieron esconderse, al momento de solicitarles que abrieran, tuvieron que pedirle la llave a uno de los encargados.

La empresa en cuestión es Geoland S.A. ubicada en Héroes de Malvinas 2071 y dirigida por Haili Zhuang, un empresario chino de 52 años y su pareja. Zhuang figura como presidenta de la firma según el Boletín Oficial. Su pareja es su principal socia en los papeles. La empresa, por otra parte, tiene cientos de miles de pesos de deuda por cheques sin fondo. Según el Boletín Oficial, Zhuang preside Geoland desde 2006.

Así, Zhuang y su pareja fueron detenidos por el delito de trata de personas con fines de explotación con fines de explotación laboral, con un expediente en su contra a cargo de la UFI N°6 del fiscal Martín Rodríguez.

El procedimiento es el resultado de una investigación que se inició por una denuncia por actividades de contaminación. Sin embargo, la causa terminó por revelar una red de trata de personas que eran trasladadas en avión desde Santiago del Estero a Buenos Aires.

En el operativo, la Policía determinó que al menos 12 personas se encontraban viviendo en el lugar, entre ellos un menor de edad, en condiciones de extrema precariedad.

La planta, por otra parte, se encontraba clausurada por no contar con la habilitación correspondiente, ni las condiciones para lograrla desde hace más de un año.

De acuerdo a la causa, los empleados hallados allí manifestaron que viven en el lugar, en un sector donde la propietaria les permite dormir, que contaban con un sector de baño y cocina-comedor. Cuando los efectivos se dirigieron a ese sector, observaron que “se trata de un sector de baño en planta baja no diferenciando si es para hombre o mujer, con cinco inodoros (dos de ellos inutilizados), sector de ducha, y zona de pileta lavamanos, todo ello en condiciones deplorables con emanaciones de olores similares a orina”, de acuerdo al reporte posterior.

“En la planta superior se encuentra el sector de cocina-comedor donde no se observa las condiciones adecuadas, y en la misma planta se encuentran dos habitaciones de unos cinco metros por cinco metros en donde se observan seis camas y en las otras siete camas notándose situación de hacinamiento”, describieron en el acta del allanamiento.

Como dato curioso, las fuentes detallaron que se encontraron con una recepción para clientes, había varios altares, y en uno de ellos reposaban las fotos y cenizas de un perro.

Aunque al ser entrevistados los empleados declararon estar por su propia voluntad, no contaban con ningún tipo de cobertura médica, obra social, ni aportes.

Los sueldos iban entre los 60 y 110 mil pesos (el más elevado, correspondiente al “encargado” del lugar) y la jornada laboral era de 9 horas diarias, según dijeron los trabajadores.

Te puede interesar: Pensó que había conseguido el trabajo de su vida y terminó preso en Etiopía por llevar cocaína: los audios

Al mismo tiempo, los efectivos notaron que los baños y las habitaciones se encontraban en pésimas condiciones de higiene, y con conexiones eléctricas precaria, precisaron los voceros.

Por su parte, la Policía Ecológica, labró un acta de inspección por la infracción a la Ley 11.720 (residuos especiales) y por la falta de trámites habilitatorios.

Zhuang y su pareja, por su parte, fueron trasladados a la Comisaría 3° de Lanús.

Comentarios