TELECREATIVA
16 de junio de 2024 -
COSTARON US$7 MILLONES

Kicillof y Berni vigilarán con 10 drones la seguridad de los campos

El gobernador bonaerense y el ministro de Seguridad presentaron los equipos de origen chino que estarán volando desde el próximo mes en toda la provincia para las áreas rurales.
El gobernador bonaerense y el ministro de Seguridad presentaron los equipos de origen chino que estarán volando desde el próximo mes en toda la provincia para las áreas rurales.
El sol se ocultó en el horizonte y las luces del atardecer empezaron a teñir el cielo con tonos dorados y rosados. Como si fuera un helicóptero, la aeronave Jouav CW100 se elevó lentamente desde el suelo y comenzó a desplazarse sobre los alrededores del aeródromo de esta localidad bonaerense.

Se trata de uno de los 10 drones chinos que patrullarán las zonas rurales de toda la provincia. Esta iniciativa gubernamental promete marcar “un antes y un después” en el control de la seguridad rural.

La provincia de Buenos Aires invirtió US$7 millones para la adquisición de estos drones destinados a fortalecer las tareas de patrullaje en zonas rurales. Serán operados desde los remolques del sistema 911 y se distribuirán por todo el territorio bonaerense a partir de octubre. La particularidad de estas aeronaves radica en que pueden mantener una cámara en funcionamiento en el aire durante 10 horas y tienen un rango de transmisión de imagen de 200 kilómetros o un radio de 100 km. Puede cubrirse toda la superficie de la provincia de Buenos Aires, ya que en tan solo una hora están en condiciones de supervisar y controlar entre 30.000 y 40.000 hectáreas.

“Estos equipos que hemos adquirido marcarán un antes y un después, ya que funcionarán para tareas de apoyo, vigilancia y prevención, facilitando las acciones policiales de manera inmediata”, subrayó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que encabezó ayer un acto de presentación de los equipos junto al ministro de Seguridad, Sergio Berni.

“Para poder abordar el delito en zonas rurales, necesitábamos desarrollar nuevos métodos, adquirir tecnología y formar al personal policial para dar una respuesta inmediata pese a las largos desplazamientos y las zonas que muchas veces resultan intransitables”, agregó.

Según detalló, las cámaras que poseen los drones están equipadas con dos lentes, uno de los cuales ofrece una aproximación de 30x, lo que significa que a una altitud de 1000 metros la vista es equivalente a estar a tan solo 30 metros del objetivo. Además, este zoom se puede cuadriplicar de forma digital.

“Se desplazan a 130 km y tienen mecanismos digitales para que aún desplazándose a esa velocidad puedan tomar las escenas y las imágenes de manera totalmente precisa a través de láseres y una tecnología”, indicó el gobernador. Agregó: “Con 30 litros de combustible pueden estar en vuelo durante 10 horas seguidas y continuadas, así que se trata de elementos de vigilancia y de control. Además de funcionar para emergencias y diferentes operativos. Es algo sobre lo que venimos trabajando muy fuertemente”.

Además, destacó que están diseñados para realizar un despegue vertical mediante motores eléctricos y luego utilizan un motor de combustión para desplazarse de forma horizontal. “No requieren una pista de despegue, lo que les permite salir desde cualquier tipo de terreno. Las bases son móviles”, dijo. Los drones, que en su fisonomía son similares a un avión, miden cinco metros en el despliegue de las alas y tres metros y medio de fuselaje.

Kicillof resaltó las características singulares del interior de la provincia de Buenos Aires, donde las amplias áreas rurales dificultaban el patrullaje. “Esto abre horizontes completamente nuevos, inexplorados. Es un nuevo tipo de vigilancia que va a haber. Nosotros contamos con 300.000 kilómetros cuadrados, de los cuales el conurbano son 3300. Es decir que la superficie rural de la provincia es muchísimo mayor y hoy no había instrumentos para hacer tareas de vigilancia, solo patrulleros que tienen que desplazarse por tierra en camino que muchas veces están intransitables o no existen cuando son casos, por ejemplo, de instrucción en superficies grandes en lugares donde no hay entrada a través de caminos”, explicó.

“Si un delito se cometía en una distancia larga con respecto a las patrullas, la verdad que por más que equipáramos a la fuerza cuando llegaba la policía al lugar del delito ya era tarde. Hacía falta pensar algo que no sea desplazar por tierra”, analizó.

El mandatario contó que se consideró la opción de incorporar helicópteros, “pero desde lo pecuniario y operativo era inconveniente”. Hasta que en un viaje a China entró en contacto con una empresa especializada en drones.

“Ahora tenemos esta nueva división de vehículos no tripulados aéreos que están en condiciones de empezar a operar en la provincia de Buenos Aires. Estamos inaugurando un nuevo método, una nueva era en materia de seguridad rural y a partir de octubre estarán operando en la provincia de Buenos Aires”, dijo.

”Esto va a permitir una acción de respuesta rápida, con diez dispositivos se puede cubrir todo el territorio provincial. Es una inversión de siete millones de dólares. Es un compromiso muy grande con la seguridad en ámbitos rurales, una respuesta que necesitábamos y nunca existió”, aseguró Kicillof.

Detalló que para poner en marcha estos dispositivos fue necesario modificar y establecer una nueva normativa con el apoyo de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Asimismo, se llevó a cabo la capacitación de pilotos y, próximamente, se otorgará la aprobación de vuelo a 23 de ellos, quienes estarán autorizados para operar estos equipos.

Por otra parte, el gobernador hizo referencia a la noticia que se difundió acerca de la caída de uno de los drones en marzo. Según indicó, este fue reemplazado por la empresa debido a que aún estaba bajo garantía. Además, de los 10 adquiridos en la licitación, la compañía proporcionó dos adicionales destinados a fines de entrenamiento y pruebas, que son de dimensiones más reducidas.

Durante la jornada, además de presentar las aeronaves, se llevaron a cabo demostraciones que ejemplificaron el procedimiento, comenzando con la actuación frente a un vehículo sospechoso, seguido de una intrusión en una propiedad rural y, finalmente, la respuesta ante cazadores furtivos o actividades clandestinas.

“Ahora, desde octubre, tendremos diez aeronaves no tripuladas que van a estar mirando y custodiarán nuestros intereses patrimoniales, porque en el campo se guardan miles de millones de pesos custodiados por cinco alambres. Ahora habrá diez ojos mirando y custodiando junto a ustedes ese patrimonio que es producto de su esfuerzo y sacrificio y es el gran aporte del campo al PBI de la provincia”, dijo Berni.

“Cuando los productores rurales nos plantearon la necesidad de reforzar la seguridad, nos encontramos con una incapacidad logística de los helicópteros para poder llevar un sistema de videovigilancia los 365 días del año y durante toda la noche”, agregó.

Remarcó que con los drones se cubre “la totalidad de la superficie de la provincia de Buenos Aires. En una hora tiene el control de entre 30 y 40.000 hectáreas, ni siquiera con un helicóptero tradicional se puede realizar eso”.

Entre algunas de las características que distinguió, contó que, además del zoom, tienen una cámara térmica que permite ver cuando no hay luz. “Estas son las características que lo hacen único al sistema de videovigilancia en Latinoamérica. No hay ningún país de Latinoamérica que tenga un sistema de uso de drones en materia civil. La diferencia entre estos drones y los que se ven para uso bélico fundamentalmente tiene que ver no en la biónica sino en la guía que conduce el drone”, concluyó.

Comentarios