TELECREATIVA
16 de abril de 2024 -
LO DICTAMINÓ LA JUSTICIA

La reacción de la viuda de Sandro después de que la Justicia confirmara que el cantante no tuvo hijos

Olga Garaventa, viuda de Sandro.
Olga Garaventa, viuda de Sandro.
Pasaron 18 años desde que Sandra Junior (antes conocida como Sandra Borda) comenzó un proceso judicial para establecer si Roberto Sánchez, conocido popularmente como Sandro, era su padre biológico. Sin embargo, el resultado no fue lo que ella esperaba: la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, por unanimidad, puso sentencia definitiva y confirmó, tras estudios de ADN, que no es la hija del ídolo argentino.

Gustavo Frasquet, abogado de Olga Garaventa, viuda de Sandro, sostuvo: “La Sra. Borda interpuso un recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires que fue rechazado por cuestiones técnicas, pero es real que no existen motivos para establecer que hubo momentos desoídos en la sentencia de la cámara y que la queja de la señora. Borda solamente se asienta en su disconformidad con el fallo... No hay ninguna grosera inactividad”.

Cabe recordar que Sandra había sido quien en distintas ocasiones contó que fue su madre, quien antes de morir, le había informado que su padre biológico era el cantante. Sin embargo, esa información no habría sido relevante para la Justicia: “Lo que ella cuenta acerca de la madre no sabemos si es cierto o no. Cuando Sandro estaba vivo, él mismo se sometió a un examen de ADN. No había una preocupación a lo que pudiera resultar”, afirmó.

“Roberto era un tipo muy generoso, una gran persona, ¿por qué iba a negar que tenía una paternidad? (...) Cuando Sandra presentó esta acción, lo primero que pidió fue una medida cautelar sobre los bienes de la herencia, entonces todo se mezcla...”, recalcó el abogado de la viuda.

“Olga siempre tuvo la tranquilidad de que su esposo en vida ya le había adelantado que él no tenía hijos, y que por más de que alguien apareciera a hacer algún reclamo, solo tendría algún fin de tipo económico”, concluyó.

Fue en octubre de 2015 cuando exhumaron los restos de Sandro para determinar si Sandra Junior era su hija. Isabela Figueroa, vocera de la demandante, habló en ese entonces con TN y explicó cómo fueron las cosas.

“Fueron 10 años de lucha, los primeros años fueron extrajudicialmente, se hizo un ADN que no figura en la causa y dio negativo. Esa desprolijidad fue la causa del litigio legal. Sandra casi desiste de su pedido cuando falleció, pero su familia y abogada la apuntalaron y le dijeron que siguiera con esta lucha”, indicó.

Dijo también que “Junior” no es un seudónimo, sino el apellido de la madre de Sandra, Marta Junior. Sandra antes llevaba el apellido Borda, del esposo de su madre, pero acudió a la Justicia para no tenerlo más.

Hace algunos años hubo un examen de ADN que dio negativo, pero desde el lado de Sandra se desconfía. “Se hizo una extracción de sangre el mismo día que se casó Roberto Sánchez. Fue extrajudicialmente. Ese mismo día ella lo estaba esperando en el laboratorio y se encuentra que él había dejado una muestra, le dijeron que estaba enfermo. Ella sale del laboratorio y se entera de que se estaba casando en ese momento. A los 20 días le dan el resultado negativo telefónicamente. Ella no vio nunca a Sandro ni el patrón genético ni el protocolo. Nunca tuvo ningún papel”, explicó Figueroa.

Comentarios