TELECREATIVA
16 de abril de 2024 -
PREOCUPA SU SALUD

Daniel Osvaldo reconoció que sufre adicciones y le pidió perdón a Daniela Ballester

El músico contó que tiene depresión y explicó que sus malas decisiones son producto del dramático momento que atraviesa.
El músico contó que tiene depresión y explicó que sus malas decisiones son producto del dramático momento que atraviesa.
En medio de su escandalosa separación de Daniela Ballester, Daniel Osvaldo se grabó llorando y pidiendo ayuda para dejar las drogas y el alcohol. Reconoció que se transforma en una persona irreconocible debido a sus adicciones y la depresión, y confirmó que se encuentra medicado.

“Quiero contarles algunas cosas de mi vida. No sé si es un pedido de ayuda o tengo la necesidad de hablarlo. Hace tiempo vengo lidiando con una depresión muy grande que me hizo caer en algunas adicciones, como alcohol y drogas. Estoy en un momento en el cual mi vida se me está yendo de las manos y lo quería compartir con ustedes. Estoy con tratamiento psiquiátrico”, sostuvo.

El músico expuso que por enojo cae en la autodestrucción y eso perjudica a la gente que quiere. Además, indicó que el desgano se operó de él: “Vivo solo encerrado en mi casa, no hago nada productivo por mi vida, no me dan ganas de bañarme ni levantarme de la cama”.

“Lo cuento porque es la única manera para poder salir, que la gente se entere lo que me está pasando. Me alejé de gente que me quiso y quiere mucho. Las adicciones me hacen no tener ganas de ver a mi familia ni compartir cosas con mis hijos”, añadió el exjugador, que también se puso nostálgico al recordar su pasado: “Fui un futbolista de élite, una persona diferente y llena de confianza. Hoy soy una persona a la que no reconozco, me está costando salir de esto”.

Por último, le pidió disculpas a Daniela Ballester: “Lo que dije sobre ella es mentira, lo dijo bajo un estado de enojo y ceguera. Está pagando por culpa mía, está viviendo cosas que no debería. No me quiero hacer la víctima, solo que entiendan. Las cosas que hago y las decisiones que tomo no están bien, todo el enojo que tengo con el mundo y con la gente tienen que ver con mis adicciones y depresión. Es difícil salir, vuelvo a caer”.

Comentarios