TELECREATIVA
16 de junio de 2024 -
QUILMES

Un estudiante universitario fue asesinado cuando esperaba el colectivo para ir a rendir

Carlos Enrique Sánchez Paredes fue hallado agonizando por su madre que se acercó hasta la parada tras sospechar que algo le había pasado a su hijo.
Carlos Enrique Sánchez Paredes fue hallado agonizando por su madre que se acercó hasta la parada tras sospechar que algo le había pasado a su hijo.
Otra trágica muerte sucedió en el conurbano bonaerense. Carlos Enrique Sánchez Paredes de 22 años fue asesinado en una parada de colectivo en la localidad de Bernal, partido de Quilmes, mientras esperaba el colectivo que lo llevaría a la Universidad de La Plata (UNLP), donde debía rendir un examen. Los asesinos lo golpearon con un objeto contundente en la cabeza para robarle sus pertenencias. No hay detenidos.

El caso sucedió el último sábado alrededor de las seis de la mañana. Paredes se levantó temprano para ir a la parada de colectivos ubicada en la intersección de las calles Montevideo y Falucho de la mencionada localidad de la provincia de Buenos Aires, a pocas cuadras de Villa Itatí. Antes, se despidió de su madre que se quedó atenta a recibir un mensaje que confirme que ya estaba en viaje a la universidad donde estudiaba ingeniería.

Tras varios minutos sin recibir señales de su hijo, la mujer comenzó a preocuparse y sospechar que algo había pasado. Sin pensarlo, se acercó hasta la parada y encontró a su hijo de 22 años boca abajo agonizando. El joven había sido víctima de un robo a mano armada el cual terminó de la peor manera. Rápidamente un vecino se acercó para ayudar y los llevó al hospital de Wilde, pero Carlos llegó muerto.

Según informaron El Dia y Hecho en Quilmes, el joven estudiante universitario falleció como consecuencia de un golpe letal en la cabeza con un objeto contundente. Sin embargo, no hay registros de cámaras de seguridad que ayuden a completar la secuencia en la que fue asesinado. Tampoco hubo testigos.

El crimen es investigado por la DDI de la Policía Bonaerense de Quilmes, y la causa recayó en la fiscal Karina Gallo, de la UFI N°4 del departamento judicial de aquel distrito. Por el momento se desconoce cuántos fueron los asaltantes que intervinieron en el robo y cuál fue el objeto que hirió de muerte a Paredes.

El asesinato conmovió a propios y extraños del barrio, y en redes sociales diferentes familiares se expresaron sobre su muerte. “Qué injusta es la vida. Un pibe de barrio que se esforzaba día a día en estudiar y trabajar para tener un futuro mejor y unas ratas inmundas te arrancan la vida. Descansa en paz Carlitos”, comentó un familiar en Facebook.

Por su parte, la propia universidad, a través de la facultad de Informática, lamentó la muerte del estudiante: “Carlos trabajaba y este año había comenzado a estudiar la Licenciatura en Informática. Todos los miembros de la comunidad de la Facultad expresamos nuestro apoyo a sus familiares y amigos en estos momentos de profundo dolor”.

Comentarios